12.01.2006

Desayuno con mi Muerte

Un día desayune con mi Muerte
con frívola actitud
y colorida vestimenta,
pues usaba ese día
un tocado de flores
y enaguas blancas
con listones de colores.

Tuvimos una plática
irónica y sarcástica
acerca de
mi vida y la vida,
tomo pan y mantequilla
y
Yo frutas y chocolate.

Me agrada tu piel amarilla
-Dije-
Silencio –Gracias…
¿Cuándo te vuelvo a ver?
-Cuando tu quieras,
o cuando puedas;
para ti, sabes bien
q tengo mi tiempo,
Yo t espero.
-Bueno, me retiro
yo pago esta vez
-Bien, pero la
próxima
trae un saco negro,
x q así,
no pasas desapercibida
y menos, como gente viva
-Exacto,
la gente me mira
y hace bien
pues un día
no volverán a verme
y me extrañaran,
como tu, ahora
-Pero tu y yo
somos otra cosa
-Por ahora.
Y eso, solo si me prometes
q no morirás
-Si tu me lo pides
…¿Eso fue una
sonrisa?

C marcho en
silencio
sin despedirse,
como acostumbra,
caminando entre la gnt
y tomando a cualquiera
de la mano.
Y la cuenta
la pagué
Yo

1 comentario:

· antonio · dijo...

Bien, muy bien. Debo decir que este es muy bueno, aunque lo disfruté, deberias hacerlo un poco mas duradero. Me gustó este estilo, me gustó que escribieras. Espero que no lo hagas con el alma gris y casi muerta, espero que no sea un deseo, ni un anuncio. Te kiero. Y no quiero ke dejes de quererte.